26 julio 2016

Saint Exupéry y la conquista de los cielos

Restauran el departamento donde vivió Saint Exupéry, en el sexto piso de la Galería Güemes.



El 7 de julio fue la inauguración y entre los asistentes se encontró el embajador de Francia Jean-Michel Casa y el sobrino nieto del escritor y aviador.


Fueron 15 meses (entre noviembre de 1929 y enero de 1931), los que el autor de "El Principito" se alojó en el departamento 605, un dos ambientes en el 6°  piso de la galería, que daba a una terraza a la que él solía salir a fumar.


 Llegó a la Argentina en 1929 para ocupar el cargo de director de tráfico de la Aeroposta Argentina, empresa dedicada al transporte de correo y de pasajeros, filial de la Compagnie General Aeropostale de Francia.


La muestra cuenta la historia de Aeroposta Argentina y los días porteños del escritor, a partir de los datos recogidos de las investigaciones realizadas, por la historiadora Clara Rivera. Aunque hay apuntes de otros sucesos, se trata de mostrar su tarea en la patagonia.  


La tarea no fue fácil - aviones frágiles, tecnología incipiente – la misión de inaugurar y prolongar las rutas aéreas constituyó  lo que se podría denominar como una épica.
Rivera comentó que muchos pilotos murieron en esa valiosa y difícil conquista, por ello es justo recordar el magnífico rol que cumplieron los pilotos argentinos, valorados y recordados por Saint Exupéry, aún mucho tiempo después de abandonar nuestro país.


Los muebles originales ya no están, pero sí las instalaciones del baño. Incluyendo la bañera, donde vivía la foca. Aquella, con la que regresó de uno sus viajes y que instaló en la bañera acondicionada con barras de hielo. Solía alimentarla con pescado y los vecinos se quejaban por el mal olor.


Si bien su estadía en nuestro país no fue muy larga, Saint Exupéry satisfizo varios aspectos de su vida: como piloto consiguió una posición muy importante, como escritor escribió "Vuelo Nocturno" y ganó su primer premio. Aquí, también, conoce a quien sería su esposa, la salvadoreña Consuelo Suncín.


El 31 de julio de 1944, durante la Segunda Guerra Mundial, despegó para realizar un vuelo de reconocimiento sobre Francia, ocupada por los nazis y desapareció con su avión.
Recién en 2004, se encontraron los restos de la nave, frente a la isla de Riou, al sur de Marsella.



No hay comentarios: