11 julio 2011

¿Gatito?

MI GATITO ES EL MÁS BESTIA
Gilles Bachelet
Se trata de un libro álbum que nos presenta una divertida contradicción entre el texto y la imagen.



 Ya desde la tapa, el título choca con la imagen; el primero habla de un gato y en la ilustración vemos, claramente, un elefante.
Un elefante que intenta llevar una vida gatuna, pero no responde a las leyes propias de ese mundo. Y es que jugar con un ovillo de lana, con semejante tamaño no es tarea fácil. Tampoco lo es dar vuelta en el aire y caer en cuatro patas.
A la hora del baño, si bien comienza lamiéndose las patas como cualquier gato que se precie de tal, finalmente la naturaleza manda y no puede evitar el chorro con la trompa, que en este caso no será del río, sino del inodoro.
Por otra parte, el dueño de esta mascota (no me animo a nombrarla), esta tan convencido de que se trata de un gato, que excusa su aversión por los ratones aludiendo a la limpieza de su departamento e intenta descubrir, obviamente sin éxito, a que raza pertenece.
La ilustración es muy divertida y en más de una ocasión invita a la risa.
Podemos creer ser otro, o pueden creer que lo somos, pero "aunque la mona se vista de seda...", ó"aunque el elefante se crea gato..."


















1 comentario:

Norma dijo...

Es muy cierto uno es lo que es por mas que otros o uno mismo se crea diferente.