28 septiembre 2015

Gracias...

Esta nota fue publicada por el periodista Carlos Ilardo, a propósito de la Declaración de Interés Educativo y Social de los libros Jaque Mate y Quiero Re Truco... 

Jaque Mate, en las escuelas de Buenos Aires

El ilustrador, Rodrigo Luján, la escritora, Débora Ballarella y la legisladora Victoria Roldán Méndez (PRO) con la declaración de interés educativo y social de la obra Jaque Mate
El pasado 11 de septiembre, jornada coincidente con la celebración del Día del Maestro, en el salón Presidente Raúl Alfonsín de la Legislatura de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires se llevó a cabo la presentación del libro Jaque Mate, de la Editorial Guadal.
Durante el acto, en el que se hizo referencia a las cualidades de la obra, a su formato ágil y pedagógico, a los relatos amenos e históricos referidos a las transformaciones que acompañó al juego de ajedrez a lo largo de sus más de veinte siglos de existencia, la diputada Victoria Roldán Méndez hizo entrega del diploma de declaración de interés cultural y educativo con el que homenajeó a la autora, Débora Ballarella y al ilustrador, Rodrigo Luján.
Débora Ballarella

Rodrigo Luján

las dos obras, “Quiero Retruco y Jaque Mate”
“Quiero dar la bienvenida a estas dos obras Jaque Mate y Quiero Retruco, que hoy presentamos y que fueron especialmente diseñadas para los chicos; para atrapar su atención y acercarlos al aprendizaje a través del juego”.

“Desde el gobierno de la Ciudad de Buenos Aires existen diversas iniciativas hacia la práctica del ajedrez; el desarrollo del ajedrez escolar, con sus encuentros y torneos, y en particular desde esta Legislatura con el apoyo anual al torneo abierto Ciudad de Buenos Aires Copa Norberto La Porta. Y si bien estoy en deuda porque aún no he aprendido a jugar al ajedrez, ésta tal vez sea una buena oportunidad para empezar con este libro y que me transmita las primeras enseñanzas”, dijo la legisladora Victoria Roldán Méndez, licenciada en Ciencias Políticas.
Por su parte, Ziomara De Bonis Orquera, Responsable Editorial de Editorial Guadal S.A. felicitó a la autora de la obra, por la idea de introducir el aprendizaje en los niños a través del mundo de los juegos. “Jaque Mate es un libro que de manera didáctica detalla las reglas, estrategias, cuentos y leyendas sobre los orígenes e historia del ajedrez”.
Ziomara De Bonis Orquera, Responsable Editorial de Editorial Guadal S.A
Hace casi un siglo que un grupo de científicos e investigadores soviéticos realizaron los primeros estudios y aconsejaron la práctica del ajedrez como método de estímulo y desarrollo de varias facultades mentales y destacaron, además, su valor pedagógico en la formación de los más jóvenes. Incluso, la Organización de las Naciones Unidas para la Educación, la Ciencia y la Cultura (Unesco), en 1995 recomendó adoptar el ajedrez en los niveles primario y secundario en todos sus países miembros.
En la Argentina, alrededor de 1600, el milenario juego arribó en las embarcaciones de los conquistadores españoles; a mediados de 1800 se convirtió en pasatiempo de tertulias y hábito en los bares; con los albores del siglo XX se produjo su ingreso en las escuelas. Y, si bien los primeros planes serios de enseñanza para el aula, recreo o taller, se elaboraron sobre el final de la centuria, todavía sigue siendo una asignatura pendiente la promoción de sus múltiples aplicaciones sociales y el aprovechamiento de su valor pedagógico. Es que con el ajedrez se fomenta, “el aprender, jugando.
el ajedrez escolar
“¿A qué padre no le gustaría que su hijo aprenda a pensar y a desarrollar su creatividad, qué aprenda hábitos de pensamiento para lidiar de manera autónoma con problemas diferentes y escenarios cambiantes?”, se preguntó Marina Rizzo, Maestra FIDE y fundadora y directora del taller El Caballito de Palermo, donde trabajan con niños desde los 4 años.
La exposición de Raquel Barthe
La Sra. Raquel Barthe, agente literaria especializada en temas de educación, docente, bibliotecaria. Escritora y editora (graduada en la UBA) señaló:
“Al observar estas dos obras que hoy estamos aquí presentando, mi primer reflexión es la de asociar qué particularidades o cosas en común puedo encontrar en estos dos libros, y creo, que debemos aceptar que ambos actúan en la apertura del razonamiento, sobre todo en los esquemas de desarrollo y anticipatorio como se da en cualquier deporte físico. Debemos entender que existen dos formas de educar; se educa para pensar o se educa para obedecer. Estamos hablando de conductismo o constructivismo. ¿Y por qué será importante educar para pensar?, hay que tener en cuenta la curiosidad, y estos libros además de los juegos están escritos para que el chico empiece con la curiosidad de saber cómo nacieron, cómo se desarrollaron en el tiempo. Los chicos así empiezan a pensar y a relacionar los conocimientos”.
“En cambio cuando se educa para obedecer, se educa para la nota, y no se relacionan los conocimientos. A mi entender éstos libros deberían distribuirse de manera gratuita en las escuelas, pero para ello antes debemos a apuntar a querer tener un pueblo que piense, que se interese por la lectura, y por actividades como el ajedrez que estimular la inteligencia”, señaló la directora de la Revista Virtual El Mangrullo y el Mangrullo Curioso, y agregó:
“Juegos hay muchos, pero no es lo mismo un juego de mesa como el de la Lotería que uno de ajedrez en el que el niño aprende a pensar y a tomar mejores decisiones;  y que todo ello sea jugando. Porque no es lo mismo “jugar con” que “Jugar contra”; el verbo jugar nunca puede ir con la preposición “contra”.
Para finalizar, mi última pregunta sería, ¿qué clase de libros debemos poner al alcance de las nuevas generaciones?, ¿Qué le vamos a ofrecer para que lean?, ¿Qué queremos, que piensen o que obedezcan?. En fin, me parece que con libros como Jaque Mate, ya tenemos la respuesta”. 
En la actualidad existen en el país 45 mil establecimientos educativos de todos los niveles; el juego ciencia se enseña en 3000 escuelas primarias, en 1500 colegios  secundarios y en 150 jardines, los que asisten aproximadamente a 500.000 jóvenes escolares según los números del profesor Jorge Berguier, Coordinador Nacional de Ajedrez, del Ministerio de Educación de la Nación, que agregó. “Tenemos coordinadores en 22 de las 23 provincias argentinas; salvo Jujuy que por una decisión del ministerio de educación provincial, no se juega ajedrez en las escuelas”.
Se sobrentiende que la inclusión del ajedrez en las aulas no obedece a la búsqueda de un desarrollo deportivo porque de las escuelas no surgirán los futuros campeones mundiales; ese no es el eje. El objetivo es que de las aulas egresen niños a los que el ajedrez les brinde herramientas para desarrollar sus talentos.
El campeonato nacional de escuelas primarias
Entre los principales puntos geográficos de difusión del ajedrez escolar en la Argentina, sobresales: La Provincia de San Luis, con 45.000 chicos en 250 colegios. Lo siguen Mendoza (30.000 en 300), Santa Fé (20.000 en 250), Ciudad de Buenos Aires (15.000 en 220) y Vicente López (5000 en 40).
Sin distinción de sexo, ideologías o edades, todos pueden jugar ajedrez. Quienes estudiaron los beneficios de su práctica sostienen que se rige por dos premisas esenciales: la paciencia, para el ejercicio de la reflexión, una antítesis ante los tiempos modernos de inmediatez que propagan Internet, los videojuegos y el zapping, y el respeto hacia el rival, de quien hay que esperar la respuesta para recién ejecutar el siguiente movimiento. El ajedrez es una herramienta pedagógica que enseña a pensar y lo hace de manera lúdica, entretenida. La obra Jaque Mate es un fiel ejemplo de ello; una jugada de interés educativo y social. La mejor jugada.

No hay comentarios: