Nos vemos en la feria...

Nos vemos en la feria...
Organizada por la Fundación El Libro

26 agosto 2014

CIEN AÑOS!!!!

Julio Cortazar

Hoy se cumple 100 años de aquel 26 de agosto en el que nació Julio Florencio Cortazar.


Considerado uno de los autores mas innovadores y originales de su tiempo, ha roto los moldes clásicos de las narraciones escapando a la linealidad temporal.
Vivió casi toda su vida en Argentina, nació en Bruselas, murió en Francia, pero residió también en Italia, España y Suiza.

Rayuela es una de sus novelas mas conocidas. De sus cuentos Bestiario o Final de Juego por nombrar algunos, pero para mi, nada tan extraño y adorable como sus Cronopios y sus famas 

Como muestra...

Educación de príncipe
Los cronopios no tienen casi nunca hijos, pero si los tienen pierden la cabeza y ocurren cosas extraordinarias. Por ejemplo, un cronopio tiene un hijo, y en seguida lo invade la maravilla y está seguro de que su hijo es el pararrayos de la hermosura y que por su venas corre la química completa con aquí y allá islas llenas de bellas artes y poesía y urbanismo. Entonces este cronopio no puede ver a su hijo sin inclinarse profundamente ante él y decirle palabras de respetuoso homenaje.
El hijo, como es natural, lo odia minuciosamente. Cuando entra en la edad escolar, su padre lo inscribe en primero inferior y el niño está contento entre otros pequeños cronopios, famas y esperanzas. Pero se va desmejorando a medida que se acerca el mediodía, porque sabe que a la salida lo estará esperando su padre, quien al verlo levantará las manos y dirá diversas cosas, a saber:
—Buenas salenas cronopio cronopio, el más bueno y más crecido y más arrebolado, el más prolijo y más respetuoso y más aplicado de los hijos!
Con lo cual los famas y las esperanzas júnior se retuercen de risa en el cordón de la vereda, y el pequeño cronopio odia empecinadamente a su padre y acabará siempre por hacerle una mala jugada entre la primera comunión y el servicio militar. Pero los cronopios no sufren demasiado con eso, porque también ellos odiaban a sus padres, y hasta parecería que ese odio es otro nombre de la libertad o del vasto mundo.

Flor y Cronopio. #Cortázar
@claudiasotelos compartió vía @MyGuitarWantsToKillYourMama.

No hay comentarios: