27 mayo 2015

MARTA MINUJIN - Arte para chicos

VALI GUIDALEVICH

COLECCIÓN ARTE PARA CHICOS - Editorial Albatros


"¡La única manera de saber si una idea es buena, es hacerla!" Marta Minujín

Este libro nos permite entrar en el mundo de Marta Minujín. Un mundo lleno de viajes, color, colchones, almohadones y trapos.  

Escrito en primera persona, Marta nos cuenta sus comienzos, nos presenta sus amistades y nos explica que es un "happening". También nos alienta a utilizar todos los sentidos para realizar nuestra propia obra, a través  de diferentes actividades propuestas: realizar nuestras propias ambientaciones, cajas para mirar y tocar o transformar monumentos, entre otras...

Vali Guidalevich, es quien escribe los textos. Doctorada en arte y educación y especialista en gestión educativa, lleva adelante la colección titulada "Arte para Chicos", publicada por editorial Albatros y a la que pertence este libro.
La edición es muy cuidada, con buenas fotografías, diseño, bibliografía e información  útil  y complementaria.

Un libro alegre, divertido, interesante, que logra acercar el arte de manera sencilla y lúdica. Una puerta que se abre y deja ganas de seguir explorando.

Arte, Arte, Arte...no solo para chicos...para todo el mundo.

25 mayo 2015

EL VIEJO TOMÁS PAREDES...

MARÍA ELENA WALSH

Versos tradicionales para cebollitas



Para alegrar la reunión

con el permiso de ustedes,

les voy a contar el cuento

del viejo Tomás Paredes. 

Hombre rico por demás

y de fortuna cerrada:

mucho campo, muchas vacas

y mucha plata enterrada. 

Cuando quería comer

sus vacas no estaban buenas.

Para comer carne gorda

volteaba vacas ajenas. 

Dormía de un solo ojo

para soñar más barato

y no salía a pasear

por no gastar los zapatos. 

Para lavarse la cara

esperaba que lloviera

y escribía sus apuntes

en unas hojas de higuera. 

Fumaba piola picada

y hacía vino de tomate

y en unos botines viejos

este hombre tomaba mate. 

Montaba desde una silla

por conservar los estribos

y una vez perdió un dinero

por no entregar el recibo. 

Al final en un arroyo,

pues no quería dar nada

por no dar un grito fuerte

lo llevó la correntada.

21 mayo 2015

Artistas en Parque Las Heras

Esta plaza se transformó en centro de reunión donde pequeños artistas despuntan el vicio dando sus primeras pinceladas...  
Artistas Concentrados

Artistas miran a la cámara



Esta pequeña nos muestra paso a paso, una de sus creaciones...

Paso 1

Paso 2

Paso 3
Obra Terminada
Quizás se entusiasmó demasiado con el violeta, pero le quedó muy lindo...


Sigue trabajando en su nuevo proyecto...






























14 mayo 2015

DE FAMILIA EN FAMILIA

José Nesis y Paula Szuster
Ediciones iamiqué

Un libro que presenta 15 familias muy distintas entre sí. O quizás no tanto...



Simula ser una carpeta forrada con papel araña rojo y esta diseñada como "carpeta viajera", una de esas que muchos hemos hecho, leído y releído con nuestros hijos. Porque a ellos les encanta mirarla y mostrarnos como son las familias de sus compañeros y también la nuestra, con el orgullo que da la pertenencia.
La carpeta de “Los caminantes” es de un grupo, como tantos.
Hojeándola descubrimos con quienes viven los niños y sus maestras, cuales son sus gustos y sus costumbres. Encontraremos "agendas recargadas" como la de Simón, rituales de familia tales como “comer pizza los sábados” o "Jugar al ajedrez antes de cenar". Los sentimientos también se hacen presentes: Camila confiesa que se divierte mucho con la novia de su papá, pero a veces prefiere salir a pasear sola con él.

15 ilustradores, 15 diseños, 15 familias tan distintas como los trazos que las retratan. Un libro que se atreve a repensar el concepto de familia, y es un acierto hacerlo a través de voz de los niños protagonistas de estas historias. Facundo vive con dos mamas, a Julia la cuida una niñera a la que quiere como una abuela y los padres de Renata están separados. Pedro espera un hermanito, Tomás celebra el día en que fue adoptado y Santiago vive con sus abuelos porque sus padres viajan mucho...
Podemos observar que hay tantas familias como personas, en contraposición a un único y estereotipado modelo constituido por madre, padre e hijos. 
No se trata aquí de excluir a la “tradicional familia tipo”, sino de incluir a todos. Abrir el juego, dando lugar a la conversación y el conocimiento, únicas herramientas para derribar prejuicios y caminar hacia una sociedad más justa y tolerante.     
Hacia final del libro las familias de los autores e ilustradores nos permite conocerlos un poquito más y nos invitan a pensar en la nuestra con una serie de preguntas que sirven como disparadores.
Pero hay más… y como ningún detalle queda librado al azar, la historia de “los Grancha”, los impresores del libro, no puede ser ignorada. Una historia familiar tan única y particular como todas.


12 mayo 2015

A 130 años de la Ley 1420

EDUCACIÓN OBLIGATORIA, LAICA Y GRATUITA



En el stand de la Legislatura Porteña en la Feria del Libro 2015, se organizó una mesa de debate en conmemoración a los 130 años de la ley 1420, Educación obligatoria, laica y gratuita.
Participaron de la misma el subsecretario de políticas educativas del Ministerio de Educación de la CABA, Alejandro Finocchiaro, el analista político, periodista e historiador Rosendo Fraga y la diputada Cecilia de la Torre, quien impulsó el proyecto de conmemoración aprobado . 

Rosendo Fraga, Cecilia de la Torre y Alejandro Finocchiaro 

La Ley 1.420 fue aprobada el 8 de julio de 1884 por el voto de cuarenta y tres diputados contra diez. Sirvieron de antecedentes, aparte de los mencionados, la Ley de Educación de la Provincia de Buenos Aires, de 1875, y la francesa, de 1882.
Intervinieron en el debate notables oradores y hombres de reputada talla intelectual, como los diputados Emilio Civit, Mariano Demaría, Pedro Goyena, Delfín Gallo, Tristán Achával Rodríguez, Emilio de Alvear, Luis Lagos García, el entrerriano Onésimo Leguizamón y el Ministro de Culto e Instrucción Pública,  Eduardo Wilde.
La ley no se limitó a la enseñanza en las escuelas primarias, sino que disponía además la creación de escuelas para adultos en los cuarteles, buques de la Armada Nacional, cárceles, fábricas y escuelas ambulantes en las regiones en las cuales no fuera posible establecer escuelas fijas. Asimismo, comprendía la creación de jardines de infantes en las ciudades.
La instrucción era obligatoria, gratuita y laica. La obligatoriedad exigía a los padres, tutores o encargados de niños, darles educación primaria, en las escuelas públicas o  privadas, y en caso de no ser ello posible, en el hogar de los niños. La instrucción comprendía lectura y escritura, aritmética, historia argentina y nociones de historia universal, geografía argentina y nociones de geografía universal, normas morales, cívicas y patrióticas, y nociones acerca de la naturaleza y del hombre.
Su cumplimiento podía comprobarse por medio de certificados y de exámenes, y la no observancia de las disposiciones de la ley por parte de los responsables, los hacía pasibles de las penalidades establecidas, llegando, en caso extremo, a recurrir a la fuerza pública para conducir al niño a la escuela.
La neutralidad en materia religiosa, por su parte, fue una de las grandes conquistas de la civilización lograda para la escuela argentina. El Estado quedaba exento de obligar al niño a seguir una religión pero no prohibía la enseñanza religiosa, que podía darse fuera de las horas de clase, antes o después de ellas, con la expresa conformidad de los padres, aunque rara vez se hizo uso de esta autorización, que finalmente cayó en desuso.
El establecimiento de esta ley originó momentos de agitación pública porque significó una honda transformación en la materia. No solo en el Congreso se llevó a cabo el debate, toda la comunidad tomó parte activa en la discusión. Por medio de la prensa y en la tribuna pública, se expresaron los hombres más destacados de la época, como Domingo Faustino Sarmiento, ex Presidente de la Nación designado como titular del Consejo Nacional de Educación por el Presidente Julio Argentino Roca; otro ex Presidente de la Nación, Nicolás Avellaneda, Rector de la Universidad de Buenos Aires; Emilio Lamarca, Pedro Goyena, Miguel Navarro Viola y José Manuel Estrada, a quién el debate le costó su cargo de Rector del Colegio Nacional de Buenos Aires, y el legendario educador Marcos Sastre, que sintetizó el espíritu de la ley apoyando la enseñanza laica desde su catolicismo, sosteniendo que para la educación religiosa había otros ámbitos, como las iglesias y los conventos.
La Ley de Educación Común, como se la llamó en un principio, fue un valioso instrumento de unificación espiritual en el país, inculcando normas y nociones comunes, en resguardo de la igualdad de oportunidades, constituyendo un aporte de significación para la conciencia democrática e influyendo extraordinariamente en el desarrollo cultural de toda la sociedad.
Gracias a esa ley, la República Argentina se puso a la vanguardia, y no sólo de Sudamérica, sino a la par de las naciones más avanzadas, arrasando con el analfabetismo y permitiendo la integración de aquellos que llegaron a nuestro país formando parte de uno de los procesos migratorios más colosales de la historia universal.
Por supuesto, que  los principios y objetivos de la ley deben ser valorados en el contexto político, social, cultural y teniendo en cuenta las necesidades de la época.
Como bien sostiene el Secretario de Políticas Educativas, Alejandro Finocchiaro: "Seguramente, si fuese posible hacer un ranking de las leyes más importantes en la historia de la Nación, ésta figuraría entre las primeras y más relevantes. En estos tiempos estamos acostumbrados a juzgar el pasado con los parámetros modernos, como si el acta de declaración de independencia del 9 de julio de 1816 por sí misma hubiese erigido al Estado o nos hubiese constituido como Nación. En la segunda mitad del siglo XIX aún no teníamos lo uno ni éramos lo otro. No sabíamos dónde comenzaba el país ni donde terminaba y la Constitución no tenía imperio sobre vastas regiones de nuestra extensa y salvaje geografía. Argentina era una promesa enorme a cuyo llamado llegaron hombres de diferentes latitudes, de pueblos diversos con lenguas extrañas y culturas milenarias. Nosotros apenas comenzábamos a forjar nuestra historia, aún no habíamos construido esa identidad que permite a los hombres que habitan un determinado territorio identificarse como semejantes, no sólo con un pasado, cultura, lengua y tradiciones en común, sino también con el anhelo de un futuro compartido. Aquellos que presidieron el país en los orígenes de la institucionalidad, Mitre, Avellaneda y Sarmiento, comprendieron la titánica tarea que suponía no sólo derrotar la ignorancia y el analfabetismo sino que la educación pudiese llegar a todos, sin distinciones de barreras económicas, religiosas o culturales. Comprendieron que educar era construir la Nación. Gracias a esta ley pudieron estudiar en la escuela pública nuestros abuelos, nuestros padres y nosotros. Argentina fue el primer país de América en lograr su alfabetización plena, nuestros maestros y libros de textos se exportaban a países americanos y europeos y nos convertimos a principios del siglo XX en una gran meca cultural. Quizás la deuda que tenemos con aquellos hombres que impulsaron la 1.420 sea tratar de descubrir en qué momento perdimos el camino y en esforzarnos por retomarlo."

Esteban Bullrich, Alejandro Finocchiaro, Cecilia de la Torre



07 mayo 2015

Alicia por Dalí

En 1969 se cumplieron 100 años de la primera edición de "Alicia en el país de las maravillas" en Francés. 


A modo de homenaje, Salvador Dalí pintó doce ilustraciones, una por cada capítulo. Heliograbados de acuarelas con "remarques."

Todas estas ilustraciones fueron publicadas en un libro de edición limitada, realizado el 14 de agosto de 1969, por la Werbungs und Commerz Union Anstalt y Maecenas Press-Random House, New York.
En el libro un aguafuerte muestra a Alicia saltando a la soga.




Aquí, los 12 heliograbados... 


 










 






























Las imágenes se tomaron de la web  del William Bennett Modern y Brainpickings. La fuente consultada fue el ensayo de Enrique Esteban Zepeda Vasquez.

01 mayo 2015

Frida Kahlo

"PIES, PARA QUE LOS QUIERO SI TENGO ALAS PARA VOLAR" 

Frida Kahlo nació el 6 de Julio de 1907 en Coyoacán, México. A los 6 años se sobrepuso de una poliomielitis, que por supuesto dejó secuelas físicas. En 1925, tuvo un accidente devastador que dejo a Fida al borde de la muerte, cuando el camión en el que viajaba impactó contra un tranvía.
Frida estuvo postrada en cama por mucho tiempo, y se sometió a mas de 30 operaciones quirúrgicas. 
En ese período comenzó a pintar. Le colocaron un espejo sobre su cama y con una especie de caballete que le permitía pintar acostada. Dio inicio a una serie de autorretratos que ocuparían una parte importante de su producción.


En 1929, se casó con el muralista Diego Rivera, quien la impulsó a seguir el camino del arte. Frida logra un estilo propio y se convierte en la primera artista mexicana que logra exponer sus obras en el museo del Louvre.

Frida Kahlo murió en Coyoacán el 13 de julio de 1954, sus cenizas se conservan en la Casa Azul de Coyoacán, el lugar que la vio nacer. 

Las últimas palabras escritas en su diario fueron :"Espero alegre la salida y espero no volver jamás"


Mas sobre Frida...