10 junio 2017

El Jardín Japonés de Buenos Aires cumple 50 años

El Jardín Japonés fue construido en 1967, en conmemoración de la visita al país del entonces príncipe heredero Akihito y la princesa Michiko, actuales emperadores.




Ubicado en el parque 3 de febrero, alrededor del farol de piedra donado por la colectividad para el 150°aniversario de la Revolución de Mayo, monumento que se conserva hasta la actualidad, se encuentra el Jardín Japonés de Buenos Aires, el más grande en su tipo, fuera de Japón.



La colectividad japonesa decidió donar el jardín, como agradecimiento a la República Argentina, por la bienvenida que tuvieron sus miembros cuando arribaron a nuestro país.


                                 

Lugar de paseo, recreación y contemplación. Un estanque artificial, salpicado por piedras que emergen del agua a modo de islas, plantas, flores y simbólicos puentes de madera distribuidos armoniosamente, ofrecen un entorno de absoluta calma.

En un jardín japonés nunca se tallarán las piedras ni se formarán canales geométricos y rectilíneos para conducir el agua, el único elemento que admite transformación es el vegetal: se podarán las ramas, se recortará un arbusto, se cortará un gajo que obstruya la visión. También se emplean trucos como la escala y la utilización del fondo como escenografía donde la naturaleza y jardinería pueden yuxtaponerse.


Administrado por la Fundación Cultural Argentino-Japonesa, con el objetivo de construir un espacio para la promoción cultural de dicho país en nuestro territorio, el jardín cuenta con una casa de té, restaurante de cocina japonesa, un vivero, una tienda de artesanías y un centro cultural donde se realizan múltiples actividades relacionadas con la cultura nipona.


El Senado de la Nación expresó su beneplácito, al igual que la Legislatura de la Ciudad de Buenos Aires, quien además, colocó una placa por el 50° aniversario.



El Jardín Japonés ha sido declarado bien de interés histórico-artístico nacional por al Comisión Nacional de Museos y Monumentos Históricos y en el mismo sentido, declarado de interés turístico por la Subsecretaría de Turismo del GCABA.


Sin dudas, un paseo para no perderse. Abierto todos los días de 10  a 18, incluidos sábados, domingos y feriados. Más info