07 diciembre 2011

¿QUIEN CUENTA?

Pata Sucia fue a la feria 
A comprar un par de medias
Como medias no había
Pata Sucia se reía.
¡Ja, je, ji, jo, ju,
Pata Sucia eres tú!

Terrome terrome
Tesin tesan,
Terrome terrome
Tepum baja.



Al botón de la botonera
El que sale o el que queda
Pin, pon, fuera.

22 noviembre 2011

¡¡¡MARAVILLOSA ALICIA!!!


Esta "maravillosa" escultura de Alicia se encuentra en el central park de New York. Su ubicación exacta es al este del parque y la 74 st., al norte del conservatory water.
Alicia está sentada sobre un hongo gigante durante la fiesta de te, junto a varios personajes del cuento.


Rodeando la escultura, hay un círculo de placas con inscripciones de "The Jabberwocky", poema sin sentido escrito por Lewis Carroll, incluido en su libro Alicia atraves del espejo. Muchas de las palabras usadas en el poema fueron inventadas por el propio Carroll o fusiones de palabras.


11 julio 2011

¿Gatito?

MI GATITO ES EL MÁS BESTIA
Gilles Bachelet
Se trata de un libro álbum que nos presenta una divertida contradicción entre el texto y la imagen.



 Ya desde la tapa, el título choca con la imagen; el primero habla de un gato y en la ilustración vemos, claramente, un elefante.
Un elefante que intenta llevar una vida gatuna, pero no responde a las leyes propias de ese mundo. Y es que jugar con un ovillo de lana, con semejante tamaño no es tarea fácil. Tampoco lo es dar vuelta en el aire y caer en cuatro patas.
A la hora del baño, si bien comienza lamiéndose las patas como cualquier gato que se precie de tal, finalmente la naturaleza manda y no puede evitar el chorro con la trompa, que en este caso no será del río, sino del inodoro.
Por otra parte, el dueño de esta mascota (no me animo a nombrarla), esta tan convencido de que se trata de un gato, que excusa su aversión por los ratones aludiendo a la limpieza de su departamento e intenta descubrir, obviamente sin éxito, a que raza pertenece.
La ilustración es muy divertida y en más de una ocasión invita a la risa.
Podemos creer ser otro, o pueden creer que lo somos, pero "aunque la mona se vista de seda...", ó"aunque el elefante se crea gato..."


















EL GLOBO ROJO



05 julio 2011

"No es verdad que no tenemos educación


porque somos pobres.


Somos pobres


porque no tenemos educación."


Gandhi

13 mayo 2011

No tiene arreglo

Mira Mabel, lo he pensado mucho antes de decírtelo. No creas que fue fácil tomar la decisión. Di vueltas y mil vueltas mientras picoteaba los canapés que parecían no tener fin. ¡Que cantidad de mozos! ¡Cuanta comida! y bueno... está bien, no todos los días se casa el hijo único. Típico de Marta y Alfredo. Tirar la casa por la ventana, darse el gran porte y después están tres años pagando el crédito. Así son tus cuñaditos. Tambien son los míos, pero bueno, ese no es el tema, no me quiero ir por las ramas. Igual, que necesidad de poner humo en el vals como si el salón fuera el cielo, y los tipitos esos tocando los violines. Esa fue Marta, seguro.


Bueno, basta, lo que quiero decir es una pavada. Perdoná que me ría, pero si tuviera un poco mas de confianza con vos sería más fácil. Reconozco que no somos amigas, pero estamos unidas por el espanto de tener la misma suegra. Y eso es más de lo que comparto con mucha gente, incluyendo mi marido y excluyendo a su amante. Por esta bendita familia política, me solidarizo con vos. Creéme, que de no ser por esta unión, confieso que disfrutaría mucho la situación, regodeándome con mis ocacionales compañeras de mesa. Comprenderás que estas cosas son la comidilla de toda fiesta. Mucho más si estás sola y al pedo como yo. La verdad, hay gente que ni conozco, y a los que sí, los quiero a doscientos metros de distancia.


Es cierto que te podría ahorrar el mal momento de enterarte ahora, pero con tantas cámaras filmándolo todo, la imagen quedará, sin dudas, para la posteridad. Tenés que ir haciéndote a la idea, amiga, serás comentario obligado cada vez que se cuenten anécdotas de esta mega fiesta.


De todas formas siempre puede ser peor, por eso prefiero decírtelo yo, y no darle el gusto de humillarte a esa vieja de mierda, tu suegra. Debe estar esperando decírtelo frente a extraños, con esa media sonrisa diabólica a la que nos tiene tan acostumbradas, actuando una preocupación que disfruta, la muy perra.


Bueno, basta. Va a empezar el quinto show, te lo digo:


Me di cuenta cuando atravesaste el salón para saludar al tipo ese. No al pelado, al otro, al que está con esa mina toda paqueta, con cara de pedir una fracción de brie en lugar de un pedazo de queso. Bueno, cuando fuiste a saludar a ese, en fin... se ve que no llegaste con la dieta o tal vez comiste demasiado en la recepción y el efecto fue inmediato. No lo sé, pero se te descoció el pantalón en el medio del culo. dejando al descubierto una maxi bombacha color carne. Te juro que no sé que es peor: si el agujero o la bombacha. ¡Que necesidad!¡¡¡Tenés cuarenta y siete años, no setenta y cuatro!!!


Pensé, rogué, supliqué para mis adentros y con todas mis fuerzas:"Que se siente","que se siente", pero no, te quedaste parada toda la charla, que por cierto fue bastante larga, de espaldas al centro del salón. Perdón, me rio de los nervios. La señora y el marido no se dieron cuenta, por lo menos hasta que te diste vuelta para volver a tu mesa. No te pongas mal. Ya sé, era muy importante para vos quedar bien con esa gente, pero bueno, un accidente. No te pongas así. No es "tanta" vergüenza. Aparte, no seas injusta, ahora no me hagas sentir mal. Te dije que me costó mucho decírtelo. No hagas que me arrepienta. Dejá de llorar y fijate si conseguís alguien que te preste hilo y aguja, aunque no sé... para mí ese pantalón no tiene arreglo.


Cuento de mi autoría, publicado en http://apalabrados.blog.arnet.com.ar


29 marzo 2011

CAPERUCITA ROJA (Tal como se la contaron a Jorge)


Luis Maria Pescetti

Se trata de un libro-albúm con una versión, muy original, del famoso cuento.


Encontramos al padre sentado frente a Jorge, contándole la conocida historia de Caperucita Roja.  

Jorge escuchará atentamente, sin embargo, las costumbres han cambiado, y el niño desconociendo la versión tradicional del cuento, adaptará la historia situándola en su mundo conocido.


El texto es muy sencillo y la originalidad del libro está dada por las geniales ilustraciones de O'Kif. 

Las imágenes nos presentan las dos miradas, muy distintas.
La versión de quien cuenta (el adulto), está representada en tono color sepia, y la versión de quien escucha (el niño), con colores vivos.


Ninguno de los dos personajes advierte esta diferencia y, probablemente, cuando Jorge crezca y le cuente a su hijo "el famoso cuento de Caperucita Roja",obtendremos una nueva versión de la historia.


http://www.boolino.es/es/libros-cuentos/caperucita-roja-tal-y-como-se-lo-contaron/

11 enero 2011

ADIOS A MARIA ELENA WALSH...

Peligroso es
andar por la Ca,
la Calle del Ga,
del Gato que Pes,
que Pesca y después
se esconde y esca
pa pa pa pa.

¿Lo ves o no lo ves
al Gato que Pes?
allí, allí,
sentado en su ventaní.

A la gente que
pasa distraí,
el gato bandí
con caña y anzué
les pesca el sombré,
sombrero y el mo
ño ño ño ño.

Pues el Gato así
pescó mi galé,
turbantes, bone
tes y capelí
de gente que pa
bajo su venta
na na na na.

Poquito a poquí,
debajo su cu
cha ya tiene u
na sombrererí,
mientras se resfrí
la gente y se empa
pa pa pa pa.

El Gato francés,
con tanto sombré,
nadie sabe qué
qué hace después,
y el asunto es
es que se disfrá
za za za za.

04 enero 2011

A poner los zapatitos!!!

Me encantó este villancico tradicional argentino, y mucho más los tres reyes que me regalo Francisco!!!!!!