Nos vemos en la feria...

Nos vemos en la feria...
Organizada por la Fundación El Libro

02 febrero 2015

Algunas opciones para empezar el 2015 leyendo


Reseñas del catálogo de la biblioteca infantil y juvenil

Por Deby Ballarella


 

Zapatero pequeñito - María Teresa Andruetto – Pablo Bernasconi
Adorable desde la tapa. Cuidado hasta el último detalle.


El pequeño observa a través de una ventana/zapato. Su carita feliz y llena de luz contrasta con la imagen oscura del gigante que asoma detrás de él. Los colores y la tipografía del título aportan calidez e invitan a sumergirnos en el libro.
El relato tiene características del cuento tradicional. La acumulación de elementos, la repetición de preguntas y respuestas, el viaje y la recompensa de los buenos. 
Las imágenes, recreadas por un collage de objetos cotidianos, están vinculadas al zapatero y los zapatos. Tanto el paisaje, con esos árboles tan particulares de pisadas y cordones, lunas de lata de pomada y chimeneas de botas, como los personajes, desde el cepillo/pelo del ogro hasta los trajes realizados con retazos de cuero, pasando por el traje/bota de lluvia del barquero y su remo/calzador, por citar solo algunas de las maravillosas imágenes del libro, guardan una estética personal e inconfundible. Tan personal, que entre tantas botas y zapatos, los personajes se encuentran siempre descalzos.
El cabello de la niña que atraviesa las páginas uniendo la travesía del pequeño, es un detalle que se agradece. 
Zapatero Pequeñito está incluido en la Colección Los Imprescindibles de la editorial comunicarte, que incluye lo mejor que se produce en libros para niños y jóvenes.
Un libro para dedicarle tiempo, disfrutar de la palabra escrita y observar al detalle sus ilustraciones. Leer el texto, leer la imagen, leerlo, leerlo y disfrutarlo cada vez.


Secreto de familia - Isol
Se trata de una historia divertida, donde una situación común se transforma en toda una revelación.

Desde la tapa, el libro nos invita a espiar e intentar descubrir cuál es el secreto de esta familia.
El texto es muy simple y parte de una escena cotidiana que se transforma en toda una revelación a partir de los pensamientos de la protagonista.
Es un relato en primera persona en la que se pueden diferenciar dos partes. La primera, contada en pasado, nos presenta el descubrimiento que tiene tan preocupada a nuestra protagonista y la solución que encuentra, no para solucionar el conflicto, sino para tranquilizarse un poco. A partir de entonces, el lector vive cada escena en tiempo presente, y descubre el secreto de los otros al mismo tiempo que la protagonista.
Las expresiones exageradas en el rostro de los personajes acompañan el relato. Las caras de asombro, miedo, sorpresa, preocupación, alivio, nos hacen participe de los sentimientos de la niña, mas allá de lo que nos cuenta desde el texto.
La angustia de ser diferente, el miedo de tener una familia anormal, la sospecha de que las familias de los otros son mejores, todos estos temas están sugeridos, y si bien el conflicto inicial no se resuelve, la protagonista logra calmar sus temores y aceptar la situación que la preocupaba tanto.
La última página viene con yapa. Nos deja espiar el secreto de tres familias más y propone el ejercicio de mirar un poquito más a la nuestra, si es que todavía no lo hemos hecho.


Reyes y Pájaros - Liliana Bodoc
Poéticas y conmovedoras historias donde reyes y pájaros son protagonistas.

Este libro reúne ocho historias, tres de pájaros, cuatro de reyes y uno de yapa.
Ilustrado por Matías Trillo, la tapa nos presenta a un rey montado al revés, sobre un extraño pájaro. En el interior, los dibujos serán en blanco y negro. Dibujos de trazos simples, pero colmado de detalles.
Recomendado por el Banco del Libro de Venezuela como uno de los mejores libros infantiles.
Las historias logran conmovernos. Algunos relatos son tristes, otros graciosos, algunos de aquí, otros de allá. El denominador común es la magia, todos están llenos de magia.
Pájaros que sueñan y cumplen sueños, niños que liberan pájaros y otros que los sueñan negros.
En cuanto a los reyes, encontramos alguno con harapos y otros con caprichos. Algunos que son reyes mientras dura la función, y otros que cuentan la misma historia de frente o de perfil.
Para el final, el libro nos reserva un cuento por error: un cuento sin reyes ni pájaros. Un cuento de ley, en el que la magia continúa de la mano de un decreto. ¿Cómo es posible? Sólo Bodoc lo consigue.


Las sombras mágicas - Lynne Pickavance
Un libro que sorprede. Un libro en el que nada es lo que parece…
 

Esta historia nos invita a jugar.
Desde la tapa, un dinosaurio nos desafía por detrás de la ventana de acetato.
Daniel y Marta son dos hermanos que se asustarán con las terribles sombras que aparecen por la ventana, cuidadosos, se acercarán para descubrir, junto al lector, de que se trata.
A medida que el libro avanza, trataremos de adivinar que es lo que se ve, aunque no siempre estaremos en lo cierto.
El tamaño del libro es cómodo. La ilustración, a cargo de Piers Harper, acompaña la historia con precisión en la coincidencia de las sombras.
Un libro muy divertido para los más chicos que disfrutan la repetición del recurso y celebran el parecido de las formas. También hay lugar para la sorpresa, ya que cuando creemos adivinar el ir y venir de la historia, algo inesperado sucede.
Un libro que merece ser visto y leído más de una vez, con la necesidad de  volver hacia atrás la página, y corroborar las formas antes vistas.
Un libro que va más allá de su lectura, que nos incita a jugar con las manos para provocar nuestras propias sombras mágicas.


Había una vez...¿Y después? -Antología
Antología destacada alija 2011, con el Premio a la labor editorial.

En este libro Adela Bach, Olga Drennen, Ángeles Durini, María Ines Falconi, Graciela Perez Aguilar, Cecilia Pisos y Ana María Shua, imaginaron la continuación de algunos cuentos tradicionales. ¿Qué pasó después del colorín colorado? Encontramos aquí al gato con botas, a la sirenita, Blancanieves, el patito feo y Cenicienta y las hadas.
Al comienzo de cada historia, se hace un resumen del cuento tradicional, para recordar la historia o para conocerla, en el extraño caso que no la hayamos escuchado nunca. Luego se da lugar a la versión, hasta ahora desconocida, de lo que pasó después de aquel final por ahora conocido.
Una breve biografía de las autoras y del ilustrador, completan el libro.
La tapa, contratapa y solapas son visualmente atractivas, cautivándonos desde el comienzo e invitándolos a abrir el libro y conocer que fue de aquellos personajes, de los que hace ya mucho tiempo, no teníamos más noticias.


El árbol de las lilas - María Teresa Andruetto
Cuento poético que nos habla de la búsqueda del amor, con la originalidad de que es ella quien busca, mientras él espera.

En este cuento, escrito como poesía, se presenta la parábola del viaje en busca de algo. Aquí, ese algo es el amor.
La edición es excelente. La ilustración, a cargo de Liliana Menéndez, por momentos acompaña y por momentos va mas allá, completando el juego sugerido por el texto con las preguntas repetidas y la acumulación de saberes que nos llevará al descubrimiento final.
Una historia de amor contada en tres actos. 
En el primer acto nos encontramos con Él. Quieto. No conocemos su nombre y solo sabemos que cuenta mucha paciencia y una profunda capacidad de espera.
En el segundo acto aparece Ella. Tampoco conocemos su nombre, pero sabemos que busca algo y su característica es la acción, la búsqueda constante.
En el tercer acto, se encuentran ella y él, buscadora y buscado. El encuentro no se produce en cualquier sitio, sino en el primer lugar por el que ella pasó, aquel donde él la esperaba, y al que ella regresó después de buscar por el mundo, para descubrir que a veces miramos sin ver, quizás por andar muy rápido.


Cuentos con escobas - Cecilia Pisos, ilustraciones de O'Kif
Dos relatos de la colección de cuentos de la brujita Guadalupe Sinverrugas.

Este libro reúne dos cuentos de la colección Guadalupe Sinverruga: Una escoba para cada cosa, y Concurso hechizado.
Los textos narran historias simples y entretenidas. La pequeña bruja, Guadalupe, vive con sus tías, que a pesar de querer ocultar su condición de brujas, resultan un tanto estrafalarias.
Con una mascota muy particular: una polilla lectora que vive dentro de un libro mágico, y su mejor amigo, Nacho, Guadalupe compartirá aventuras y secretos.
Las ilustraciones, inconfundibles, son de O'Kif. La tapa es colorida y alegre. Desde allí, Guadalupe guiña el ojo montada sobre su escoba mágica. En el interior, las ilustraciones conservan la alegría de la tapa, pero en la gama de los grises. En la contratapa, una hilera de simpáticas escobitas parecen estar bailando. 
Una colección llena de magia, con una brujita muy parecida a cualquier niña que tome este libro entre sus manos.

 
Pájaro negro, pájaro rojo - Gustavo Roldán – María Wernicke
Un libro en búsqueda de la felicidad y de aquellas cosas hermosas que nos ponen contentos.

El epígrafe de Borges nos introduce en el tema de la felicidad y la dificultad que tienen muchos hombres para alcanzarla.
Las ilustraciones de María Wernicke, son cálidas y suaves. Las imágenes y los colores acompañan el relato, simple y profundo que transcurre una mañana cualquiera en el monte chaqueño.
El texto combina humor con frases que quedaran flotando en nuestra mente, y  a las que volveremos una vez terminado el libro.
La búsqueda de la felicidad, las cosas bellas, la curiosidad, el conocimiento y la transmisión del mismo, son algunos de los temas de este encantador relato.
“Le pasó algo que les  suele pasar a las cosas hermosas: a veces se les corta el piolín y se escapan sin que nada las pueda parar. Pero en algún momento vuelven, y a veces alguien tiene la suerte de que le caiga al lado.”


Por razones obvias, me reservo la reseña de estos libros, pero comprenderán que no me es posible dejarlos fuera de esta lista, mi corazón está con ellos.

Solo diré que he disfrutado tanto del proceso de creación y escritura, que es mi sueño que estos libros se conviertan en la puerta de entrada al mundo del truco y del ajedrez.
Sin dudas, se divertirán tanto al jugar como yo al escribir.